BARQUITO DE PAPEL

Astillero

Para hacer
un barquito de papel,
solo hace falta tener,
como es natural, papel;
y un poquito de ilusión.
Que toda ilusión es una
fragata de viento y luna,
de jabón y de papel,
en la que va el corazón
mas que como timonel,
como polizón.


Botadura

Barquito de vela,
¡vamos a la mar,
con una rosa de vientos
encendida en el compás!
Abre el ala de gaviota
entre la espuma y la sal,
y piensa que va en la proa
la ilusión de un capitán.
¡Barquito de vela,
vamos a la mar!
¡Cuidado con esa rana!
¡...Mira que te va a tragar...!


Singladura

Cargaremos en un día,
según orden superior,
tulipanes en Holanda,
dólares en Nueva York,
naranjas en Almería,
en Mallorca, paz de Dios,
y llevaremos, oculto
en la bodega mayor,
desde Sevilla hasta Londres,
un contrabando de sol.


Levando anclas

Mientras va levando anclas
mi barquito de papel,
yo dejo un amor en Cádiz,
y un medio amor en Argel.
Por ser italiano, en Nápoles,
y en Marsella, marsellés,
a barcarola o a sangre
gané mujer y placer.
Que todo marino quiere
y puede y debe tener,
un amor en cada puerto,
y mas de uno también,
y un piropo a media tarde,
y un beso al anochecer;
promesas a media noche.
...y olvido al amanecer.
Pero viremos a Cádiz
¡te lo ruego timonel!
...Aquella bata de cola...
aquella... no la olvidé.


Alta mar

...¡Mira como nos persigue
un pez como un tiburón...!
Déjalo fragata mía,
¡déjalo!
y ya verás como acaba
tragándose al ruiseñor
que está picando en el agua
hojas de vidrio y resol.


Tempestad

El niño -Cíclope enorme
de una isla de arrayán-
está viendo mi fragata
y la quiere apedrear.
-Niño: no muevas el agua.
...Mira que la tempestad...
¡niño!!!

Y el niño tiró
la piedra en medio del mar.

Como una bandera azul
el agua empezó a ondear.
¡Malaya sea la piedra
y el niño y la tempestad!


Naufragio

Yo, Ministro de Marina
de este pedazo de mar
doy cuenta a todos los puertos
con este parte oficial

En las costas de Sanlucar,
y a causa del temporal,
ha encallado una fragata.
Venía de Portugal,
y llevaba un cargamento
de estrellas a Gibraltar.

Con la fragata se ha hundido
la ilusión de un capitán.