RUEDA DE CARRO

En la pared apoyada
y a la vera del camino,
la rueda de carro está
quieta, sola,
tal vez soñando caminos
que no caminará

Rosa de vientos del campo
en medio del campo anclada
sin posible singladura,
vegetal estrella sola,
sola, quieta y apagada
en la encendida llanura.

¿Dónde está tu compañera,
la que iba a tu mismo paso
midiendo la carretera?

Rueda que ya no ruedas,
¿no será la eternidad
una rueda
también, como tú, sola,
también, como tú, quieta...?

Como tú, rueda de carro,
cuando muera, dejaré
muchos sueños de caminos
quietos sobre la pared.